¿Son mejores los estores opacos o los de día y noche?

Si estás planteándote cubrir esa triste y apagada ventana con un precioso estor, es probable que conozcas (o no) que existen estores opacos y estores de día y noche. Hoy en Decorestudio vamos a explicarte qué diferencias hay entre ambos modelos, y en qué casos deberías decantarte por uno o por el otro. ¡Vamos allá!

 

Principales diferencias entre ambos modelos de estores

 

En primer lugar, y aunque parezca obvio, creemos que es necesario insistir en que los estores opacos no permiten que la luz atraviese su tejido en absoluto. Igual que si se tratara de una persiana, cuando un estor opaco está cerrado la habitación queda casi en total penumbra.

Por el contrario, los estores de día y noche son translúcidos, en mayor o menor medida. En los modelos regulables la intensidad de la luz que atraviesa el estor puede controlarse, mientras que en los modelos no regulables, cuando el estor está cerrado, la luz que recibirá la habitación dependerá de cuál sea el tejido elegido.

 

Ventajas que ofrece cada uno de estos dos modelos

 

Los estores de día y noche son más versátiles, más cómodos y más sencillos de instalar, pero la privacidad que aportan es menor (ya que incluso aún con el estor cerrado por completo, si las bandas están abiertas puede verse a través de ellas). Además, la intensidad de la luz que entra a través del estor puede regularse, posibilidad que los estores opacos no ofrecen.

Por su parte, los estores opacos se utilizan mucho en ambientes en los que se desee disfrutar de una oscuridad total incluso aunque en el exterior haga un sol de justicia. Y la privacidad que ofrecen es mayor que la que casi cualquier estor de noche y día puede garantizar, motivo por el cual suelen elegirse para dormitorios y otro tipo de ambientes de características similares.

 

Entonces, ¿qué modelo elijo?

 

La respuesta a esta pregunta siempre depende de para qué necesites el estor. Si es para el salón, nuestra recomendación es que te decantes por un modelo de día y noche, ya que así podrás regular la intensidad de luz que entra dependiendo de lo que te apetezca en cada momento.

Los estores opacos suelen adquirirse principalmente para dormitorios, ya que como hemos comentado un poco más arriba, permiten eliminar por completo la luz que entra del exterior a través de la ventana para echarte una tranquila después de comer o dormir tranquilamente por la noche a pesar de la luz de las farolas. ¡Tú decides!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *