¿Es tan importante decorar mi hogar según el Feng-Shui?

Conseguir armonía y equilibrio en el hogar no sólo es exclusivo del Feng Shui, casi en cualquier proyecto de diseño de interiores es un factor importante. Y no sólo a nivel estético, sino también desde un punto de vista funcional.

Pero lo que sí es exclusivo del Feng Shui es la forma en que, según los orientales, prácticamente todo lo que se encuentra en el interior de un hogar se conecta entre sí de forma casi imperceptible.

El Feng Shui, basado en la existencia de un “chi” que fluye por cada parte de nuestra vivienda y que se ve transformado por la disposición del espacio y la forma de éste, es el estudio de la energía que recorre nuestro hogar para conseguir que fluya de la manera más óptima para nosotros.

Y aunque por esta definición el Feng Shui pudiera parecer complicado, lo cierto es que implementarlo en cualquier proyecto de diseño de interiores es mucho más fácil de lo que suena.

Aprovechar la luz natural, recurrir siempre a plantas reales y naturales, utilizar colores relajantes y claros y pensar que menos es más son algunos de los principios más básicos del Feng Shui, pero existen muchos más:

 

  • El orden y la limpieza son fundamentales.
  • No intentes alcanzar la plenitud y la plena optimización de tu espacio de un día para otro. Cuando partes de cero es importante tomarse las cosas con calma e ir mejorando cada parte de tu hogar poco a poco.
  • Cualquier entrada a la casa debe tener siempre suficiente espacio, luz y tamaño para que resulte cómodo atravesarla.
  • La parte del hogar en el que la energía es más baja son los baños, razón por la que es importante decorarlos con colores vivos y tirar de la cadena con la tapa bajada (se dice que la energía del baño se escapa por el desagüe si no cierras la tapa).
  • Las superficies largas y estrechas de la casa, como los pasillos, deben decorarse con elementos que disimulen su carácter anodino, como cuadros o plantas.
  • Lo ideal es que el salón sea cuadrado o rectangular. Los sofás se colocan de forma que protejan nuestra espalda, y en caso de que haya una mesa grande para comer no debe tener las esquinas puntiagudas para evitar el corte de energía.
  • Además, el dormitorio principal debe ser de madera y la cama debe estar colocada en el centro de la habitación.

 

¿Crees que algunos de estos conceptos no tienen ningún sentido? Es normal que a priori te sientas algo reticente a cambiar de repente todo de sitio y empezar a hacer reformas, pero no hagas tus conclusiones sin antes haberlo intentado. Piensa que si millones de personas en todo el mundo han incorporado ya el Feng Shui a su hogar, por algo debe ser, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *